Viernes Junio 23 , 2017
Tamaño Texto
   

INPC RECOMIENDA ACCIONES EN LA CATEDRAL DE GUAYAQUIL

 

Después de la intervención del pasado 8 de enero en la Catedral de Guayaquil, donde cayó la cruz de la torre norte, en un fallido intento por trasladarla en helicóptero, técnicos de la Regional 5 del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, acudieron al lugar de los hechos a realizar una inspección.

Los funcionarios fueron atendidos por el Padre Rómulo Aguilar, rector de la iglesia patrimonial, quien admitió que no existe un informe técnico de evaluación y diagnóstico que respalde el desmontaje de las cruces y, del Cristo Rey. Además, no cuentan con una propuesta de intervención con metodología de trabajo y medidas de seguridad correspondientes.

Posteriormente, los técnicos se dirigieron a la torre donde se encontraba una de las cruces, para verificar su estado de conservación. Allí, pudieron constatar que existe un elevado nivel de deterioro del recubrimiento de hormigón que conforman las agujas de las torres, evidenciando riesgos de colapso de sus elementos decorativos.

La inadecuada intervención en el desmontaje de la cruz, además de ocasionar serios daños a este elemento, puso en riesgo la estructura de uno de los inmuebles patrimoniales de mayor representatividad de la ciudad, de gran valor histórico, arquitectónico, urbano y de enorme simbolismo para su comunidad.

Ante esta situación, el INPC recomienda suspender los trabajos en la Catedral, hasta que no existan las propuestas necesarias para lograr una intervención técnica acorde a su condición patrimonial; y que se realice la limpieza de escombros presentes en las agujas de las torres de la edificación. Además, se sugiere reubicar la cruz metálica en un sitio seguro, que impida su deterioro ambiental y antrópico.

También se recomienda hacer un diagnóstico y la evaluación emergente del riesgo de colapso presente en varios elementos decorativos y posiblemente estructurales de la iglesia, que determinen las acciones pertinentes; así como una propuesta de intervención y montaje de la cruz, que garantice su estabilidad estructural y estética, avalada por profesionales restauradores.

Según la Resolución 0004, emitida por el Consejo Nacional de Competencias (CNC), a partir de junio de 2015, los municipios asumieron las competencias de patrimonio cultural local, como consta: “Transfiérase el ejercicio de la competencia para preservar, mantener y difundir el patrimonio arquitectónico y cultural, y construir los espacios públicos para estos fines, a favor de los gobiernos autónomos descentralizados metropolitanos y municipales…”. Competencia que según la Constitución Política del Estado, la COOTAD y la recientemente aprobada Ley Orgánica de Cultura, le corresponde a los Gobiernos Autónomos Municipales.

No obstante, el INPC ha venido colaborando con la Arquidiócesis de Guayaquil desde el terremoto acontecido el 16 de abril de 2016, cuando sus técnicos realizaron varias inspecciones y reuniones con los representantes de esta iglesia patrimonial, para determinar los daños estructurales y de sus bienes muebles. En aquel entonces, no se mencionó la intención de remover las cruces y se acordó que la Arquidiócesis entregaría una propuesta de intervención en el baldaquino (pabellón que cubre el altar), que se afectó con el movimiento telúrico.

La Catedral de Guayaquil, fue declarada patrimonio cultural, mediante Acuerdo ministerial No. 2757 del 7 de junio de 1990. Originalmente, su primer edificio fue en madera (1820) y la propuesta neogótica fue desarrollada por el arquitecto Paolo Russo (1924-1934); construida a principios del siglo XX.

 

Dirección Ejecutiva

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural fue creado en 1978, tiene 33 años, de velar por la realidad cultural del país, expresada en todas las manifestaciones de su historia.

Leer más...


Direcciones Regionales


Multimedia